Beneficios de los baños fríos

Pon una Pool&Tina en tu vida y mejora la salud incorporando baños fríos en tu rutina diaria

Es bien sabido que en países nórdicos esta tradición está muy extendida. Todos hemos oído hablar de la ducha escocesa, de los baños invernales en el mar, o de la beneficiosa combinación entre sauna y baños fríos.

Pool&Tina baños fríos en hielo para tu salud

Algunos de los beneficios que se atribuyen al baño frío están más contrastados que otros, pero nadie se atreve a asegurar que no funcionan para todo lo que te proponemos en este artículo.

Incluye la rutina del baño frío en tu día a día, con nuestra piscina redonda u ovalada, en interior o en exterior, y aprovecha al máximo tu Pool&Tina durante el invierno.

¿Eres deportista? ¿Tienes alguna lesión muscular? Baños fríos para acelerar la recuperación.

Beneficios de baños fríos para la salud

Está comprobado que el contraste de agua fría con caliente ayuda a la recuperación del músculo, tanto si es para recuperarse del desgaste tras realizar algún ejercicio intenso, como para recuperar lesiones y roturas ¿A quién no le han puesto alguna vez hielo tras un golpe para reducir el dolor y la hinchazón? Eso sí, este remedio no aumenta la masa muscular, para ello… ¡tendrás que sudar!

¿Te cuesta despertarte por las mañanas? Actívate con una ducha fría matinal.

Beneficios de baños fríos para la salud

Como un estimulante natural, comparable a un par de cafés. Una ducha de agua caliente para relajar los músculos y seguidamente 30 segundos de agua fría harán que empieces el día despierto y enérgico. Se recomienda pasar antes por agua caliente para evitar contracturas provocadas por el contraste brusco de temperatura. Este beneficio se consigue gracias a la reacción natural ante la necesidad del cuerpo de mantener la homeóstasis o equilibrio interno a nivel de temperatura.

¿Necesitas ayuda para recuperar tu peso ideal? Duchas frías para acelerar el metabolismo.

Beneficios de baños fríos para la salud

Si bien es cierto que adelgazarse de forma saludable consiste en la combinación de una dieta saludable y el ejercicio adecuado, los baños de agua fría pueden ayudarte. El contraste de la ducha caliente con el baño frío hace que tu cuerpo se ponga en marcha para generar el calor que necesita. El metabolismo se acelera, aumenta el consumo energético y como respuesta, el cuerpo quema grasas (de esas que no necesitamos).

¿Enfermas fácilmente? Duchas frías para mejorar el sistema inmune.

Beneficios de baños fríos para la salud

Eres de es@s que con el cambio de estación empiezas a comprar pañuelos, abrigarte… ¿y no consigues librarte del resfriado? Con tu piscina podrás reforzar el sistema inmune y prepararlo para los cambios de temperatura. Al alternar agua fría y caliente los vasos sanguíneos se dilatan y se contraen, como si se tratara de un entrenamiento. Al llegar el invierno, el cuerpo está entrenado y no siente frío tan fácilmente. Se previenen enfermedades de las vías respiratorias y el cuerpo está más preparado para luchar contra infecciones gracias a la liberación de una mayor cantidad de glóbulos blancos.

¿Quieres tener una piel y melena envidiables? Baños fríos para tonificar la piel y potenciar el brillo del cabello.

Baños fríos para la salud con piscinas de hielo

El efecto dilatador y constrictor de los baños alternados de agua fría y caliente también contribuyen en la reducción de la flacidez de la piel y el aumento del brillo del pelo. Si quieres tener una tez firme y saludable, no dudes en incorporar el baño frío en tu rutina diaria. Las duchas de agua caliente terminan por resecar piel y el cabello, ya que dañan la protección natural que protege la piel en forma de grasa. Excesivos baños de agua muy caliente también pueden provocar la caída del cabello, además de su pérdida de brillo.

¿Tienes mala circulación? Mejora el estado de tus piernas alternando el frío y el calor.

Beneficios de baños fríos para la salud

Con el agua fría el corazón se pone en marcha, los vasos sanguíneos se contraen y se mejora la circulación ya que la sangre, llena de oxígeno, viaja rápidamente hacía los órganos y los músculos. Al alternar con agua caliente, se consigue que la sangre fluya más fácilmente hacia la superficie de la piel.

Consejos para baños de agua fría

  • Se recomienda alternar baños fríos y calientes para mayor beneficio.
  • Empezar con agua caliente hasta que el cuerpo se temple.
  • Introducirse en agua fría empezando por los pies y siguiendo con aquellas zonas del cuerpo que están más alejadas del corazón.
  • Con 30 segundos es suficiente.
  • Procurar terminar con el baño frío.
  • No recomendado para personas con cardiopatías y/o trastornos cardiovasculares.
  • No recomendada para personas con hipertiroidismo ya que suelen padecer sensación de frío constante debido a su dolencia.
¡Comparte tu experiencia en @poolandtina!


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados